23 dic. 2009

HLH de las cubiteras

No se salva ni una. Desde que se rompió la cubitera metálica con palanquita que teníamos cuando era niño, no ha pasado por mis manos ni uno solo de esos utensilios infernales que no fuera una auténtica mierda.
(Especialmente abominables las cubiteras de goma de IKEA)



No hay comentarios:

Publicar un comentario


Las obras contenidas en este blog están registradas bajo
licencia Creative Commons